lunes

Nubes blancas sobre un cielo azul - 1º




Comienzo
          
Seth Reed

   Aquel día Pablo abrió los ojos de pronto y se sentó en la cama. Un escalofrío le recorrió la espalda. La habitación parecía una nevera. Así y todo permaneció sentado unos momentos, tenía una sensación extraña, algo no iba bien. Pensó en ello mientras se duchaba y luego tomando el desayuno. Era una tontería, se dijo, porque no había pasado nada nuevo y en las noticias de la radio seguían hablando de las mismas cosas de todos los días. Nada nuevo.
  
  Bajando las escaleras mecánicas que le llevaban a la estación del metro volvió a pensar lo extraño que era ir rodeado de tanta gente, presurosa y ensimismada y sin embargo sentirse tan solo. Estaba seguro que a todos o casi todos los que le empujaban y le metían en el vagón casi a la fuerza, debía pasarles lo mismo. Hoy estaba desasosegado, algunas cosas no iban bien ni en el trabajo, ni en él mismo. Tenía treinta y nueve años y seguía viviendo en casa de sus padres, solo que ahora los que no vivían eran sus padres y estaba solo. No le gustaba la soledad, pero creía que su destino, precisamente, era no tener a nadie cerca.
   
  Cuando entró en la oficina confirmó su idea de que las cosas no iban como siempre. La luz del despacho del jefe estaba encendida, algo extraño porque él no llegaba nunca antes de las nueve. Sobre la mesa más carpetas y papeles de los habituales y Mendoza mirando fijamente por la ventana, de espaldas a la gran sala de empleados.


sigue...

No hay comentarios: