miércoles

El sueño



Imagen de "Elantxobe Urdaibai"


Soñé que era un águila, grande, poderosa, acostumbrada a ver el mundo desde una distancia prudente, cuidadosa de mi misma a pesar de mi poder. Extendía mis alas, me lanzaba al vacío y, sin ningún miedo, sobrevolaba los campos, los caserios y los ríos grandes o pequeños. Era libre, me resguardaba de las inclemencias del tiempo en la oquedad de las montañas y no necesitaba apenas nada para vivir. Lo soñé, pero no era cierto y volví a ser yo, mezquina, generosa, dolorida, vulnerable, amistosa... y presa de mis circunstancias.



©Rosa G.