lunes

Se le dio en llamar por el pueblo..."El pregón de la duda






.......


Sigo aquí, Señor, rezando
oraciones que aprendí,
pero al preguntar por Ti,
sigo dudando, dudando.
Señor, por la duda ando
entre preguntas desnudas, esperando a que Tú acudas a despejarme neblinas: yo te arranco las espinas, ¡arráncame tú las dudas!

Con una cruz sobre el hombro,
pasas, Señor, ante mí,
y tu paso, al verte así,
con una oración lo alfombro.
Pero al rezarte te nombro
como siempre te nombré:
sin tener claro si es fe
lo que me empuja a rezarte,
o saber que tengo parte
en esa Cruz. No lo sé.
......
Si tú eres el mismo Cristo
y preguntaste a la Altura,
¿qué hago, si en mi noche oscura
alguna cruz no resisto?
Y si por tu amor existo,
¿cómo me voy a callar,
si me acaban de clavar
una lanza en el costado,
y por más que te he llamado
Tú no acabas de llegar?

El hombre y el Cristo a solas,
Jesús, como tantas veces.
yo me achico, tú te creces
como la espuma en las olas.
¿Deshojamos amapolas,
yo las vuestras y éstas vos?
Tenemos prisa los dos,
Señor, tú esperas, yo espero...
Contéstame Tú primero,
que para eso eres Dios.

Pregón de la Semana Santa de Sevilla 2010
 
Antonio García Barbeito.