viernes

La dama de Urtubi de Pío Baroja

Leido en el blog En Estado paranormal- Fisquero






Es éste un breve relato en el cual el autor deja unas sinuosas pinceladas del origen, los motivos y los rituales de la brujería así como sus sortilegios, conciliábulos y aquelarres practicados en el siglo XVII. Así como unas veladas y sarcásticas opiniones acerca de las distintas situaciones sociales de aquellos que participaban en los aquelarres, y también de los estamentos políticos y religiosos de la época.

El relato es contado a través de un médico de un pueblecito de Navarra, cercano a la frontera vasco-francesa, éste a su vez lo recibe de un cura – al cual considera como un abad, dados su talante culto y galante- al tener ambos una charla acerca de la fama de brujería que gozaba aquella parte de Navarra, sobre todo los alrededores de Zugarramurdi .

El cura explica al médico que en toda la comarca ha habido brujas, y que lo más curioso era que muchos centros de brujería se hallaban en las iglesias, siendo los establecimientos religiosos focos de brujería.

- Y ¿ qué era esta brujería? – preguntó el médico.

- Pues no lo sé – Contestó el cura - Pues en los libros de la época que he consultado, los procesos eran confusos, siendo los jueces capaces de dar crédito a cualquier cosa , y con unos penados llenos de susto dispuestos a afirmar cualquier cosa que les imputarán.

Con estás premisas el cura entrega al médico unos cuadernos en los que se relata la historia de los señores de Urtubi poseedores del castillo que conserva su nombre desde el año 1170. Nos encontramos en el siglo XVII y el señor del lugar es el barón Tristán de Urtubi, siendo un hombre ya entrado en años y sin familia, se hace cargo de una sobrina Leonor de Alzate, la dama de Urtubi.

Encontrándose la señorita de Urtubi en edad de merecer, aparece un caballero que la pretende, pero no perteneciendo éste a la nobleza, el barón aleja a su sobrina la dama de Urtubi de él, enviándola con un matrimonio de Urdax, un pueblecito de Navarra.

El matrimonio de Urdax es el que dirige los aquelarres en la zona, siendo la esposa la reina de las sorguiñas ( sacerdotisas), estos pretende en el próximo aquelarre del solsticio de verano, en la noche de San Juan, convertir a la dama de Urtubi en bruja.

Y aquí es donde los hallamos a todos, el pretendiente, la dama de Urtubi, el matrimonio de Urdax y un nutrido grupo de gitanos, nobles y viejas decrépitas y desdentadas, reunidos en la cueva de Zugarramurdi, ingiriendo un brebaje preparado por las sorguiñas, a base de mandrágora y estramonio, cuyos efectos alucinógenos provocan ataques de histeria y eleva la libido, despertando los instintos sexuales, y en medio de este torbellino de desatadas pasiones, suena un tamborilero un aire saltarín y endiablado, al son del cual bailan todos, hasta que aparece el macho cabrio que representa al invocado Satán .

.La fiesta termina cuando el gallo canta anunciando el alba, pero en realidad el final fue catastrófico para los dirigentes principales del aquelarre, estos fueron denunciados y detenidos, siendo juzgados en Logroño por la inquisición y sacados a la vergüenza pública en un acto de fe.

Pero la cueva de Zugarramurdi a quedado como un mito y un símbolo de un tiempo y una época que se remonta a la noche de los tiempos, en que la mujer era sacerdotisa en las selvas europeas, era médica, agorera, iluminada, madre y diosa, grande y triunfante, hablaba en nombre de la divinidad, y era respetada y adorada.

No hay comentarios: