martes

Aurora










Hace días (noches) que busco una excusa
para el amor, cualquier cosa valdría, la más tonta
o indigesta, la más remota o insensata.
Leo hasta la náusea poemas de otras voces, pierdo madrugadas
en pos de algo en fotos, palabras, silencios.
Esta noche sólo siento el viento en la terraza, agitando mi jazmín
y helando el naranjo, huele a nieve y combustibles. Mi cama
estará helada, y grande, y vacía, y helada...helada...
Hace tiempo que busco excusa para el amor, cualquier amor,
cualquier grado de amor,de cualquier tipo o destino o preferencia.
Tener un perrillo no acaba de ser opción (demasiado desigual el interés),
la poesía me quema como la zarza de Moisés y mis cenizas no son gloriosas. Algunos nacemos con una lista de accesorios prevista para otros mercados, así no hay quien compita a tiempo y modo real.
No recuerdo desde cuándo busco una excusa para el amor,
sólo encuentro hombres o mujeres que no quieren amor, que no disculpan,
no perdonan, no toleran mi amor. Me lo escupen al corazón, dicen que no
les sirve, que no les sirvo, que no les merezco.
Creo que tienen razón. No les merezco.
Sigo buscando razones que excusen mi amor.
Mientras tanto, saco poco a poco ese amor, como un cucurucho de castañas asadas lleno mi bolsillo de ese calor, y sigo buscando
buscando
a quien alimentar , a quien entibiar, con tanto amor sin excusas, que doy porque sí, porque no necesito otra excusa que amar a quien encuentro,
aunque nadie encuentre excusa ni motivo para mi.
No necesito razones para amar, sólo excusas que disimulen mi amor cuando lo entrego. Y así poder sentir más, dar más, sentir más aún y volver a dar...dar...sentir.

Au ( FiveBlue Ladies)

No hay comentarios: