jueves

Catorce vidas son dos gatos




Cuánto se gritó diciendo nada
no pudimos ver con tanta luz
yo buscaba el cielo en tu mirada
y nunca sabré lo que encontraste tú.
Que te traigan flores las mañanas
que no pases noches sin dormir
que el sueño se pose en tus pestañas
que uno de esos sueños, que me suene a mí.
Detrás del viento, un huracán
se fue formando en la cabeza
cuando te cansas de sufrir, siempre me dejas.
Mi corazon es de cristal
no guarda nada que no veas
sólo un pequeño resplandor de nuestra hoguera.
Mi canción que nace del fracaso
es sólo una piel sobre la piel
algo que se besa y sabe amargo
es mi boca seca y nada que beber.
Oh!! pobre corazón
que no sabe que decir
si te vas por lo que soy,
o por lo que nunca fui...
Hay caminos que hay que andar descalzo
ya no te preocupes más por mí
siempre me entra arena en los zapatos
esta vez me quedo aquí.
Si te cabe el cielo en un abrazo
siempre habrá una estrella para tí
si 14 vidas son 2 gatos
aún queda mucho por vivir.

1 comentario:

Romina Hernandez Garcia dijo...

Hola, es un poco triste y corto pero la frase del final me gustó, saludos!