lunes

El agua de Bilbao (Bilbainadas)

(Versión personal de un relato leido en el libro Teleobjetivo discreto de Julián del Valle )
_____________________________________________________________________________________________________________






En el año 1015, en plena guerra europea, llegó a Bilbao Elías Segovia. Traía ya muchas horas de vuelo, algo que ya sabía Patxo Etxezortu, dueño del café de La Concordia, quien le puso al frente del Bar. Al poco tiempo vino otro gran luchador, Alfredo Lozano, completando así una maravillosa plantilla de barmans, que le dieron fama y dinero.

Ambos supieron llegar desde abajo como dos grandes luchadores que eran. También Koki y Paquito del "Ducale".

Por el año 1915 La Mata-Hari, solía ir frecuentemente al Hotel Palace de Madrid, refugio de millonarios sudamericanos, y de la red, dificil de cortar, de espias que iban y venían de España a Lisboa.

Un día de esos tórridos en Madrid hizo su entrada en ese Hotel Don Luis Landera, propietario de la armería de la calle de Los Fueros . La entrada causó sensación. Hombre de 1'90 de estatura, fuerte complexión y voz de barítono y un equipaje que parecía más para un par de meses que un par de días.

- Soy Don Luis Landera, de Bilbao - dijo en recepción - he pedido por telefonema, la mejor habitación ¿está dispuesta?

Todo el mundo por el hotel hablaba del millonario bilbaíno que acababa de llegar...

En la habitación Don Luis Landera, se acercó al botones y le dijo:

- Rápido una botella de "Agua de Bilbao"
- ¿Cómo dice, señor?
- Me traigas rápidamente una botella de "Agua de Bilbao"

El botones se lo comentó al Jefe de planta y este al Maitre, este bajó a la cafetería y desde la cafetería llamaron a la cocina, nadie sabía qué agua era aquella. Así que pusieron en una bandeja una botella de cada marca que tenía el Hotel y el botones se las subió.

- No, no, no! esto no es lo que quiero. ¿Cómo puede ser que en Madrid no sepan lo que es Agua de Bilbao?

Finalmente subió, muy apurado, el Gerente y empezó a disculparse por no tener en su Hotel la famosa Agua de Bilbao, es más se avergonzaba de no saber qué clase de agua era esa.

Don Luis Landera, moviendo los brazos fanfarrón dijo:

- ¿Cómo que no la conoce, pero si en Bilbao la conocen hasta los mozos de cuerda: !Champagne, hombre Champagne!... Pero que sea francés.
A pesar o por eso Landera fue, durante los días que permaneció en Madrid el héroe del Palace.