viernes

Ele-mental

Hay mentes que piensan mucho, porque sus corazones sienten mucho, hay bocas que saben besar con besos inolvidables y hablar con palabras que nos rozan suavemente porque son como brisa de belleza. Esto que os dejo lo he leído en el blog de la que firma el poema, alguien a quien estimo mucho:







↔↔↔↔↔↔↔↔↔↔↔↔↔↔↔
NECESIDADES ele-MENTALES
Estaba pensando
que necesito belleza hoy,
unos buenos lingotazos de belleza
de cuanta mayor graduación mejor,
no sé, cuarenta o cincuenta por ciento
de belleza químicamente pura;
en vena , por favor, dejémonos de chorradas
aunque sólo sea por hoy;
tengo ganas de gritar palabrotas,
de chillar en público, yo, la tímida morigerada,
de empezar a repartir todas las verdades que me callo
tan “polite” como me grabaron el serlo,
de segar los pies de cuanto hijo de la avaricia nos come el mundo
a los que preferimos repartir lo que la huerta de dios nos da
(ganas de chillarles “buen provecho, gordo de alma”).
De derribar todos los monumentos a la muerte
que nos mienten el sacrificio eterno, el eterno recuerdo, el descanso eterno
inventado por los ateos con casulla, turbante, túnica…
De desahuciar sin contemplaciones a tanto mercachifle de la salud ajena
que parasita los medios que debió usar a tiempo para sostener la vida entera…
Quiero correr a latigazos a los mercaderes que la sangre y el hambre ajenas
subastan al peor postor en cualquier templo del moderno dios DINERO;
necesito quemar en las calles de los suburbios por razas, de los guetos por dinero,
tanta fashion, tanto cool, tanta teta pública o privada manando leche drogada
para esta generación de desnortados, sin ganas ni de meneársela.
La espalda currando, aclaro, señores, que una no es tan basta
(¿o es que a los poderosos de este mundo no les creemos cualquier gansada?),
voy a desempedrar los bulevares adoquinados, para tallar a pedradas estos muros
del liberalismo a ultranza, de mundialización de la desgracia; porque si ni para pan nos alcanza a tantos, ya no digamos para bulldozers que los arranquen;
sí, sí, quiero organizar por la red
un aquelarre de gargantas que griten ante la fealdad de este día infame,
que reclamen su pitanza , su sanación, su holganza, su educación
como a cualquier perro de compañía se le da un abriguito nuevo o un bombón.
Y después
de esta descarga
de rabia, dolor, adrenalina, frustración…
ábrenos, Señor, los ojos a los frutos de tus hijos,
que tantos y tan hermosos son…
para que entre los frutos de tu universo los disfrutemos
en paz,
en compañía…
Incluso, ¡oh sueño!, incluso
en amor;
y perdónanos
tanta desolación.
Amén


2 comentarios:

secretpath dijo...

ohhh....mi rosa de Mayo...me has hecho llorar de emoción...me abrazo a tus rodillas, el mejor lugar del mundo excepto tu corazón

Rosg dijo...

jajaja ... !Aysss locuela!