martes

Por un minuto al menos






A pesar de todo, esta mañana quiero volver a ser aquella, la de siempre. Ya lo soy, pero he perdido la consciencia de aquellos sentimientos que llenaban mis obligaciones de contenidos interesantes y que me hacían sentir dispuesta a cualquier cosa.

Hoy he decidido parar un poco, darme la oportunidad de ver el mundo con aquellos ojos. Ser consciente de que, cuando voy por la calle velozmente y a pesar del frío, en los árboles pian los gorriones y en el parque graznan los patos en el estanque. Quiero ver, verlo de verdad, el friso de la gran casa palacio de los Ziluaga, las diferentes ventanas de todas las formas posibles, la gran puerta de hierro forjado, los bellos comercios llenos de cosas innecesarias anunciando las rebajas.

Pero sobre todo esto, quiero volver a sentir en mi interior el empuje, la dulzura, la sensación deliciosa de que algo puede pasar en cualquier momento, de que me espera un mundo de novedades hecho para mí, en alguna parte. Aunque solo dure un minuto y después vuelva a la prisa, las preocupaciones y la indiferencia rutinaria. Al menos durante ese tiempo me habré sentido viva.

1 comentario:

S*OL dijo...

No dejes de soñar Rosg... Sólo los buenos deseos se convierten en realidad si los sigues.


Puedes poner, como me pediste, alguno de mis poemas en tu espacio. No olvides dejarme una nota para que venga a visitarlos. Me gustará verlo.
Un abrazo y felices acontecimientos ;)