lunes

El camino



Cuando no se puede pensar nada, cuando hay cosas que ya parecen fuera de lugar o que hay poco que decir, o parece que ya no se siente nada, solamente esta plácida sensación de vida que ya ha cumplido muchas metas y que lo que desea es la paz, el silencio y las alegrías que tienen que ver, tanto más con el espíritu que con el cuerpo, cuando eso sucede y te das cuenta, te dices que tal vez eso tenga que ver con la entrada en el callejón estrecho que lleva a la vejez.

Envejecer es la meta ... el camino puede ser más o menos largo dependiendo de cada uno.

3 comentarios:

montse dijo...

Qué bonito! Pero tengo una pregunta.
¿Cuando no puedes dejar de pensar en algo que no debes pensar, ¿Qué es? ¿Inmadurez?

Rosg dijo...

Ayss!! Montse, no sé que contestarte. Quizá vendría bien pararse un poco y adentrarse en uno mismo para saber porqué y para qué pensamos en algo que no debemos. La inmadurez se cura, solo hay que tomar la medicina oportuna. Ya sabes.
¿Qué tal va tu blog?

Besitos.

Luis dijo...

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

Machado, siempre Machado