miércoles

Cambiar el mundo





Durante mucho tiempo yo pensé que podría cambiar el mundo, era dificil pero soñaba con grandes cosas que lo cambiarían de alguna manera. Poco a poco fui creciendo y me di cuenta de que cambiar el mundo era casi imposible. Se me ocurrían algunas cosas que lo podrían hacer mejor, pero nadie estaba dispuesto a ponerlas en práctica. Y seguí creciendo y me hice mayor y ya para entonces había llegado a la conclusión de que cambiar el mundo era imposible.

Cuando llegué a la etapa de entrar más que de salir de mi misma concluí que lo primero que debería hacer era cambiar yo. O quizá sería mejor decir cambiar la manera en que veía el mundo y todo lo que me rodeaba. No es fácil hacer eso porque tenemos ideas muy arraigadas de nosotros mismos y de los demás y de la manera en que nos enseñaron que debíamos vivir y también pensar. Luego sucede que los que te rodean comienzan a ver cambios en ti y se extrañan de ya no seas el mismo y es entonces cuando el mundo comienza a cambiar de manera imperceptible a tu alrededor.

Lo cual no quiere decir que haya cambiado sustancialmente, sino que tú has aprendido a ver lo que es posible, has dejado de lado lo imposible e intentas comprender más y juzgar menos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola

Me llamo Felicia , soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado tu página, me encanta el contenido que publicas, me encantó el enfoque de tu entrada.
Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

Suerte con tu web!
Felicia

Mi correo es felicia.alvarado@hotmail.com