jueves

Circunstancias




Caminar tanto por los paseos del parque siempre le había parecido una buena idea. Pero llevaba ya ¿cuánto, una hora? .... los había recorrido todos, los más próximos al principio, lleno de nervios, los alejados después, en un intento de salir huyendo. Finalmente había tomado asiento en aquel banco y se había dejado acariciar por los rayos del sol de la tarde. Cada dos minutos consultaba su reloj y veía correr la manecilla que le decía que ya no vendría .... Demasiado retraso. Había sido un pardillo confiando en que ella se presentaría allí, tal como le había prometido. El sol le daba en los ojos y los fue entrecerrando hasta que, sin darse cuenta, se quedó dormido y su cuerpo, sin control, fue resbalando hasta quedar tendido en el banco, confiado, inerte.

La mujer pasó delante y se le quedó mirando: No, se dijo, no podía ser él ¿cómo iba a ser él, allí dormido en medio del parque? Dio una vuelta más por el entorno y por fin, decidió marcharse. Seguro que le había tomado el pelo !Que rabia le daba! Si volvía a aparecer por su msn, le iba a decir unas cuantas cosas. Pero seguro que el muy no se atrevía ni a volver a dar la cara .....

No hay comentarios: