domingo

Melancolía

Por la alameda pasea la gente entre sonrisas y charlas y el cielo pinta gris como amenazando lluvia. Es mediamañana y el otoño camina veloz en busca del invierno. Mañana de domingo, vacación, familia y comida especial.

Un toque de melancolía llena el corazón sensible; entre brumas se esconden los recuerdos y hay flores nuevas deseando asomarse al calor del sol de invierno. Y falta una flor en la mañana, la que crecía en la ventana en alegre colorido.




2 comentarios:

Andrea BR dijo...

NO espero a fechas especiales para dejar que la melancolía se instale.
Intento no contar las flores de la ventana, siempre hay alguna que falta mientras otra es apenas un retoño tierno.
Intento respirar hondo y sonreír, a pesar de los pesares...

Un abrazo cálido,


A.

Rosg. dijo...

Hola Andrea, hay una especie de cosquillita que me hace sonreir cada vez que te leo. Un besote de esos que dejan babas jajaja .