lunes

ENERGÚMENO

A veces uno se queda estupefacto por lo que oye y ve. Hoy me he tropezado con este video y me he quedado de piedra. ¿Puede alguien publicar por Internet algo semejante a lo que dice en él, sin que nadie haga nada?



Libreme dios de ser la abogada del diablo de Karmele Martxante. No la conozco de nada, como no sea de verla de vez en cuando en la televisión, pero lo que dice, el tono en que lo dice y las amenazas que lanza en él este hombre claman al cielo.

Como no podía protestar de modo que el tipo me lea, me he tomado la libertad de hacer lo que él hace: publicarlo por Internet, espero que con mejores modos que los suyos. Porque, aunque tuviera razón en lo que dice en su video, los modos, el vocabulario, el tono y las amenazas invalidan a este señor para merecer el respeto de nadie.

2 comentarios:

Mayte dijo...

Aqui és cuando uno comprueba hasta donde se toma uno la libertad de expresión, porque este tipo me ha dejado anonadada por toda ese vocabulario burdo y ausente de propiedad y datos verídicos.
La verdad, que le espera un saco de denuncias, eso sin duda, y también que se habrá quedado muy a gusto después de haber soltado todo lo que ha vomitado por su boca.
A mí me és indiferente la vida del susodicho personaje nombrado, ni me cae bien ni peor, pero lo que tengo claro sin duda, que la justicia no se hace escupiendo "mierda" con perdón, hacia el prójimo, sino de manera algo más inteligente y por vía judicial, ya que las acusaciones son muy graves.
Pero bueno, a este tipo le van a llover unas cuantas, imagino, así que...
Gracias por mostrarnos este video, y por, una vez más, darnos a conocer a otro tipo de individuos que se suman a la descalificación húmana, por mera satisfacción propia.

Un saludo.

Luis dijo...

No conocía a este personaje, sabía que los ultrafascistas, aprovechando la libertad de expresión, la misma que ellos abotarían de plano si volviese a regirnos un personaje como Franco,tan añorados por todos ellos, aprovechando, digo, esa libertad, se dedican a lanzar todo tipo de improperios. Convierten la razonable crítica en un arma manipuladora que todo lo ensucia. No tienen respeto por nadie que no siga su ideas ultrafascista y babean sus frustraciones descalificando a diestro y siniestro.
El peligro que entraña es que algún partido, dentro del marco democrático, con el fin de ganar algun voto, se adhiera a sus ideas, y oyendo a algun representante del PPartido al que me refiero, sospecho que van por ese camino