sábado

De nuevo Luz de Otoño




Os lo decía hace unos días: se anuncia el otoño. No porque haga un tiempo propio de esa estación, sino por pequeños detalles que convierten las imagenes de ayer en otras diferentes. El brillo de las hojas ya no es verde, sino que empieza a amarillear a fuerza de días y noches. El sol del amanecer se esconde entre nieblas de esas húmedas y transparentes que se extienden por los campos, como el ladrón que entra en silencio a robar. Por eso hay una luz blanquecina y enfermiza que hermosea el paisaje y que va dejando la puerta abierta al sol que bajo ella disimula su fuerza de siempre.

Y comienza, una vez más, una etapa que parece nueva pero es la de siempre; ahora es más principio que el comienzo del año, cuando hacemos proyectos y promesas que nunca o casi nunca cumplimos. Hay muchos comienzos en el mes de Setiembre, muchos principios programados y en proyecto. Los colegios y Universidades para los jóvenes, el trabajo, con sus sobresaltos y satisfacciones para los adultos y la vida sosegada de los jubilados. También la esperanza de un trabajo, por fin, para los parados y la creencia de que, tal vez, este invierno consigan arreglar las cosas, para los políticos.

El reencuentro de los enamorados que se fueron lejos, la ilusión de que nos amarán eternamente a partir de ahora. Adelgazar, estudiar inglés, hacer parapente, dibujar caricaturas, pintar la casa, arreglar el baño, comer sano, correr por el parque, encontrarse con los amigos a los que no vemos demasiado últimamente .... todos esos y aún muchos más proyectos llenan de voluntad nuestro corazón y de ilusión el alma. Luego cumpliremos nuestros sueños o se irán al baúl de los recuerdos.

Hoy noto en el aire ese algo indefinido que anuncia el cambio. Retomaremos la vida de siempre e intentaremos que nos parezca nueva e ilusionante.

Eso os deseo a todos.

No hay comentarios: