domingo

Musicos callejeros


(Vía Condotti Roma) (Del blog de Javi Navarro)




Comentaba con un amigo algo referente a los músicos callejeros. Llegábamos a la conclusión de que apenas nadie los escucha y si lo hace alguien, en general ni siquiera nos paramos para que pueda saber que su trabajo nos gusta.

He visto muchos de estos músicos en los diferentes sitios por los que he viajado y en muy pocos hay un público entregado que se queda hasta que la pieza acaba. Pero recuerdo que, un verano en el Covent Garden, bajo el hermoso soportal, tres jóvenes daban un concierto con dos violines y un violonchelo. Apenas nadie escuchaba el comienzo de su concierto, pero poco a poco todos nos quedamos extasiados porque era de verdad un placer escucharlos.

También en Praga había músicos y marionetas por el Puente y la ciudad antigua. Una mujer cantaba con una preciosa voz, mientras un hombre tocaba el violín. Mirando con más atención pudimos darnos cuenta de que ella era ciega.

El Pompidou en Paris, recoge a todos los aspirantes a artistas en cualquiera de las artes, allí se puede escuchar rock o contemplar la pintura de vanguardia más avanzada. Lo mismo pasa en Madrid, Barcelona o Bruselas. Y en muchas otras pequeñas ciudades, donde músicos de la antigua Unión Soviética, tocan con sus instrumentos característicos viejas partituras llenas de nostalgia por las costumbres y lugares perdidos.

Hoy me ha hecho pensar en todo esto y he sentido que deberíamos demostrar atención a estas personas que solo buscan que se las escuche y si puede ser una pequeña aportación económica para seguir viajando por el mundo.

No hay comentarios: