domingo

Ruido que no calla



* si se callase el ruido...

Estoy solo y me pregunto: ¿Existe una mitad de mí que me espera todavía? ¿Dónde esta? ¿Qué hace mientras tanto? ¿Vendrá lastimada, la alegría? ¿Tendrá los ojos húmedos? respuesta y misterio de todas las cosas ¿Y si nos hemos cruzado y ya nos hemos perdido sin enterarnos siquiera?Cosa curiosa: no la conozco y sin embargo la extraño. Tengo nostalgia de un país que no existe todavía en el mapa.

Eduardo Galeano, Días y noches de amor y de guerra

1 comentario:

Andrea dijo...

De prosa corta, precisa;
con aquella palabra que nos conmueve y nos recuerda de otros que caminaron antes con más dolor que el propio.
Aún hablando de otras cosas, Galeano siempre se me ha hecho cercano...

Un beso preciosa,

A.