domingo

Posibles e Imposibles




Entonces, que yo pueda vivir los sueños posibles y los imposibles; aquellos que mueren y resucitan a cada nuevo fruto, a cada nueva flor, a cada nuevo calor, a cada nuevo rocio, a cada nuevo día. Que yo pueda soñar el aire, soñar el mar, soñar el amor. Que yo me permita el silencio de las formas, de los movimientos, de lo imposible, de la inmensidad de toda la profundidad.

No hay comentarios: