viernes

¿Ciudadanos?



Les vemos desfilar todos los días, bien vestidos, brillantes, cuidados, mirando al frente como iluminados, seguros de sí mismos, sin vergüenza. No importa que hablen de ellos para mal, que les llame el juez a declarar, que se insinue que se han llevado millones sin pestañear, dinero que invierten en sus negocios, que se llevan a paraísos fiscales, con el que comen y cenan de rico y que derrochan para afirmar luego públicamente, sin rubor, que hay que reducir el gasto social y que la crisis provoca que los beneficios sean menores y hay que jubilarse más tarde y trabajar más y con menos seguridad.



Tampoco se avergüenzan de cobrar hermosísimas pensiones cuando dejan su puesto público, aunque sea poco el tiempo que lo han ocupado, ni de cobrar sabrosísimos sueldos y piden al pobrecito ciudadano que trabaje por 1000 E y no pida un mínimo de garantía de continuidad. Y todo éso lo hacen para servir al pueblo. Es indignante.

Los miramos desfilar uno tras otro en los medios y escuchamos sus discusiones, sus insultos, ese desprestigiar al contrario, un discurso lleno de mucha mala milk y pocas soluciones. Y nosotros nos preguntamos si no estaríamos mejor sin ellos y todo ese dinero lo dedicásemos a proteger a los que este sistema va dejando en la calle sin presente ni futuro.



Me avergüenzan estos políticos, desprestigian a su Pais y a sus votantes. Matan la fe de los ciudadanos en la política y en los políticos y les quitan las ganas de acercarse a las urnas.Y eso es imperdonable para una nación que ha tenido que esperar tantos años para poder sentirse ciudadano y no subdito.

1 comentario:

mariajesusparadela dijo...

Lo malo es que ellos son también los que proponen las leyes. Y las aprueban en nuestro nombre.