viernes

Doble versión



Algunas canciones tienen ese punto romántico que, dejando a un lado si son buenas o malas, en determinados momentos consiguen emocionarnos. Hay diferentes maneras de escucharlas, dependiendo de quien las interprete. Esta es una de ellas, al menos para mí. No había escuchado la versión de Maná. Aquí os dejo ambas, ya me direis cual os gusta más.

Hay palabras que dichas con música resultan menos dolorosas que pensadas. Todo es fugaz y efímero.

1 comentario:

mariajesusparadela dijo...

Me gusta más cantada por Maná.
También me gustaría que nadie tuviera que vivir sin lo que ama...pero no a costa de otro.