viernes



El juego de la vida es como el poker, unas veces tienes una buena racha y es una suerte si ésta dura. Pero, antes o después, la suerte dará un giro y te ofrecerá la cara amarga. Por eso es bueno reforzar nuestro fondo para poder enfrentar los problemas cuando lleguen. ¿Que alimenta y fortalece nuestro corazón para cuando nos atrape ese momento?.

2 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

En mi mesa de juego prevalecen malas cartas, pero de todo se saca jugo si se juegan con pasión.
Un bonito pensamiento.

Andrea dijo...

...qué?

saber que siempre tendré la oportunidad de la revancha, si las cartas y los dioses no se han apostado a mi vera...

besos y buena semana