martes

COMPLICES



Eres mi cómplice, entre tu y yo guardamos mil secretos, de esos que caben solo en un suspiro y que solo con un suspiro se descubren. Somos personas serias y comunes en una vida de gente común y acelerada, nadie diría que en nuestros corazones se esconden tantos instantes secretos, tanta alegría.

De vez en cuando, entre la rutina de una mañana de trabajo, se revuelven en la cabeza los recuerdos y se hacen tan elocuentes que hasta da miedo. Es como si de pronto brotaran como ríos desbordados y fueran a pregonarse descarados a los cuatro vientos para conocimiento del mundo que vive aletargado.

Y no son necesarias mas preguntas ni tampoco declaraciones de principios. Los que hay no tienen que ver con los secretos que guardamos, que son nuestros y no queremos compartir con nadie que no entienda ... ni tan siquiera aunque entienda.

Cómplice de mis secretos mas ocultos, no te detengas y ven por que una mañana de estas te contaré qué sucedió el día aquel en que lloraron todos los pájaros muertos de envidia, al ver a la imaginación volar tan alto ....

Rosg.

3 comentarios:

Xocas dijo...

Me ha gustado esa imagen de los pararitos muertos de envidia. ;)))

Sigues en buena forma !!

Egunon !!

Rosg dijo...

Y que no decaiga !!

Boas noites

Furruñas dijo...

sorprendente , aunque no tanto para algunos