sábado


(Imagen de Andrea Fleischer)



Durante una charla tonta, de esas que se establecen comunmente,
alguien le dijo un día: Acabarás quedándote solo.

Hoy, después de tanto tiempo y de todo lo vivido, se dió cuenta de
que tenía razón. Y de que se sentía culpable.

No hay comentarios: