sábado

CACHORROS

Pon un perro en tu vida. Es un buen consejo. No se lo doy a nadie, porque en general nadie quiere consejo. Pero sí que sugiero la idea, ya que he vuelto a reafirmarme en la creencia de que es algo estupendo.

Ya he tenido otros perros antes, pero llegó su mayoría de edad y se murieron. Aún nos duraba la pena de la ausencia de todos ellos, pero sobre todo del último. Y de pronto, sin meditarlo demasiado decidí que adoptar un cachorrillo podría ser una buena idea. Y aquí está.





Se hace pis y caca por todos lados; poco a poco va aprendiendo, pero aún es pequeño, mañana cumple dos meses. Recibirá la primera toma de las vacunas y entonces podrá conocer el resto del mundo, no solo este trozo que es la casa, aunque, como habréis visto no parece que le disguste mucho el lugar. Juega a todas horas, persigue mis zapatillas blancas, come estupendamente y duerme mejor y cuando quiere estar tranquilo busca un rincon en la casa y se esconde en él para que nadie le moleste.

Creo que vamos a ser buenos amigos.

1 comentario:

Daniel Hernández Rodríguez dijo...

Adoro los perros, y reconozco que este pequeñajo que nos has puesto aquí me ha conquistado. ¡Me encanta! ^^
A pesar del tiempo transcurrido, en casa todavía seguimos añorando a nuestra querida "Linda". Trece años tenía la pobrecita. Y es que cuando se nos van... :-(
Son unos amigos extraordinarios. ¡Que lo pases muy bien con él! :D