sábado

Mujer con sombrero




Como dice Paulo Coelho, si no acudes a los restaurantes de moda de tu zona de veraneo, es que no existes o es que no eres nadie.

En plan más modesto, si no sales a pasar las vacaciones a algún lado o no se te ve por los bares y chiringuitos, es que no tienes un duro o estás muerto socialmente. Lo digo por que últimamente lo escucho en boca de persoas que me sorprenden con estas ideas.

Hace mucho calor, en general. Yo me pregunto ¿donde se puede estar mejor que en la sala de mi casa, a la sombrita, con un refresco bien frio en una mano y un libro en la otra?. ¿Me estoy haciendo mayor? ... pues, puede que sí. Pero me aterran esas playas llenas de gente con los sobacos al aire, el agua del mar que parece más una lata de sardinas bien prensaditas, la piscina municipal e incluso la de casa, que se llena de bañistas alborotadores y deseosos de hacer aguadillas al vecino. Los restaurantes de paellita y tortilla española con una lista de espera de una hora por lo menos. Sudores me entran solo de pensarlo.

Si tienes la suerte de ser de pueblo o que lo hayan sido tus abuelos, tal vez tengas tambien la bendición de una casa de esas antiguas con muros de piedra bien gruesos y un huerto detrás con árboles densos y sombrios.!! Ahí, ahí es donde se está bien!!.
No necesitarás nada, un vestidito fresco, unos pantalones cortos, muchos libros e incluso un portatil y un pincho, para pasar el rato en lo que te gusta. Por la mañana temprano, cuando aún no calienta, un buen paseo por el campo y un almuerzo de los de refuerzo en una tasca de esas de pan de hogaza y corte de jamón en vivo y en directo. Y el café en tazón de loza. Y el resto !a la Bartola!. A la anochecida ya se verá si hay algún plan, pero siempre si no hace demasiado calor.

Ya sé que no resulta nada "chic" ni "fisno" y que esto no se puede contar a los amigos que han estado en Egipto o los que han bajado al sur a las playas concurridas de Marbella o La Barrosa. Cuando llegue la hora de enseñar las fotos o los videos, en las reuniones de invierno, no resultarás nada seductora con tu sombrerillo de paja sentada bajo el árbol. Pero mira, a estas alturas, para lo que te importan a ti ninguna de esas tonterias ....

2 comentarios:

Paloma dijo...

Usted sí que sabe señora!

Aquí estoy yo, en mi terraza, con mi portátil, una botella de agua helada a un lado y la del tiempo al otro, y los árboles, y los pájaros... Ay, los pájaros no callan ya a estas horas! La campana de la iglesia da las nueve y una ligero airecillo se mueve un instante sin atreverse a ir más allá. Prrr, prrr, cuchichean mis periquitos... Esto es el cielo, Rosa!

Besos.

Rosg dijo...

Jajaja ... Paloma, parece que te tengo aquí a mi lado, me describes lo mismo que tengo, solo que en lugar de periquitos, lo mio es una cotorrita papillera que es una mimosa.

!Feliz verano! no se puede pedir más. Musus.