sábado

PREGUNTAS



Dobló el periódico y lo dejó sobre la mesa. Volvió a tomarlo, le dió la vuelta, para ocultar la fotografía y lo depósito de nuevo allí. Muy lentamente giró la silla del escritorio enfrentando el gran ventanal, desde el que se divisaban los altos edificios entre esa especie de neblina que siempre los cubría. Al fondo la culebra zigzagueante del tráfico por la gran avenida y aún mas lejos el gran puente y las aguas negras del río. El estaba allí, sentado, en la cima del poder o casi.Sin que siquiera le temblara el pulso acababa de dar varias órdenes en la última reunión de trabajo. Todos sabían que eran necesarias, la crisis lo estaba arrasando todo. Pero no se sentía satisfecho. ¿Por qué precisamente ahora, cuando había alcanzado sus objetivos, se sentía así, si llevaba años tomando decisiones como aquella, que afectaban a la vida de tantos?.

Distraídamente volvió a mirar aquella foto en el periódico. !Hacía tanto de aquello!.
Entonces él era aún un joven lleno de energía y fé en los hombres y en el mundo. Iban a cambiarlo todo, pensaban que podía hacerse si entre muchos lo intentaban. Y ellos lo intentaron.

Acababa de dar la orden de paralizar la producción de la fábrica por tiempo indefinido. No quedaba mas remedio si no querían entrar en pérdidas en aquel ejercicio. Y, ya se sabe, hay que seguir ganando y que así fuera era su responsabilidad a la hora de dar cuentas a los accionistas.

A partir de primeros de mes 600 operarios irian al paro. El seguiría allí mirando por el ventanal cómo la ciudad y la vida continuaban su curso. Había pagado un alto precio por ese derecho. Y ahora, cuando ya nada podía borrarse del diario de su vida, era cuando habían empezado las preguntas.

¿En qué momento y en qué lugar habían muerto sus ideales? .....

No hay comentarios: