viernes

VEJEZ

Cogida de la mano y pasito a pasito
como en un sueño de esos sin sentido,
camino de no sabe bien donde, decidida
pensando, tal vez, que no va lejos
que es solo un momento,que volvera enseguida.

Confiadamente unida a la mano que la lleva
camina mirando fijamente y con cuidado,
los viejos pasos de hace tiempo
los que le llevan donde siempre le han llevado;
mansa, confiada y vulnerable, y sera para toda la vida.

Cuando entra en el gran hall de la gran casa,
mira sorprendida a tanta gente, la observan
sentadas en los bancos otros ojos ya cansados
en caras arrugadas y sin expresion en la mirada.
¿Qué lugar será este?, se pregunta. Está perdida.

Le preguntan si se llama Blanca y ella asiente
si tiene 88 y vuelve a asentir con la cabeza,
la acompañan a un cuarto amplio y claro, arriba
y la dicen que desde ahora aquella sera su casa.
¿Mi casa?. No esta aqui. Esta no se parece en nada.

Y una vez más, sentada en la butaca, decide
desaparecer de este mundo raro que no entiende,
volver al viejo pueblo, a los amigos, a los sueños
de donde solo a veces vuelve. Al amor que conocio de joven
a sus padres, a sus hijos chicos. Al tiempo en que era afortunada.

ZB\

No hay comentarios: