martes

LA SEMANA REPETIDA

Tres dias a la semana, ¿han sido solo tres?, me he levantado mirando al suelo. No sé aun bien por qué .... El caso es que me pasa de vez en cuando. Miras y no ves nada, como si te hubieran quitado las gafas y todo estuviera borroso. Sigues adelante con la vida, por que hay que hacerlo y además tienes caracter y lo usas. Pero el brillo de las cosas ha desaparecido de pronto y todo es opaco, incluida la gente que te rodea.

Tres dias a la semana ... y no todas las semanas. Pero de vez en cuando pasa eso o algo semejante. Conoces de sobra la situación y ya no le das importancia. Algo hay dentro de uno que decide mandar durante ese periodo de tiempo y hay que asumirlo. Como buscamos explicaciones para todo, te dices que debe ser la Primavera, o el tiempo lluvioso, o la humedad ambiente .... o ... cualquier otra cosa asi.

¿Y qué importa?. El caso es que conociendo que eso sucederá de nuevo cuando mas distraida estés, lo mejor es asumirlo con tranquilidad. Esa es la etapa del silencio.

El silencio se apodera de uno. Lo vuelve raro a los ojos de los demás. Hace que uno parezca alejado de todo y de todos. En esa etapa silenciosa miras a todos desde la distancia y los dejas pasar amablemente sin rebatir, opinar, discursear. Estan ahi y tu los sigues apreciando como siempre, pero en estos tres dias de la semana .... ellos están allí y tu aquí ... en tu silencio.

Luego, otro día, de pronto, como si alguien diera a un botón y una luz se encendiera, notas claramente que has entrado en los otros 3 dias de la semana en los que vuelves a emanar tu luz. Y de nuevo iluminas todo lo que te rodea y vuelves a ver el mundo en toda la intensidad de colores, olores y sabores y a los tuyos como la gente maravillosa que es. En realidad no ha pasado nada extraordinario. Solo tu sabes que todo esto sucede y ademas, a veces, ni siquiera tu sabes explicarlo o llegas a apreciarlo del todo; te dices: tengo mal día .... y ya está.

Hay aún un día mas en la semana .... si tienes suerte, ese día es el que reservas para ser absoluta y locamente feliz. No siempre depende de uno mismo que asi sea. Pero hay veces en que sí, en que solo con soñar, volar, reir, intentar ver el lado positivo, mirar a los demas con ojos de verlos hermosos .... y todo eso que sabemos .... es suficiente para sentirse pleno.

Una semana es un ciclo de nuestra vida .... corto, pero que se repite una y otra vez. Y la vida al final no es mas que una continua espera. Va pasando mientras esperamos algo que va a suceder en el futuro ... quizá .... ser mas mayores, terminar los estudios, encontrar el amor, vivir independientes, un trabajo digno, hijos, viajes, cosas, jubilacion ......

Que seais conscientes. La vida no es mas que una semana que se repite .....aprovecharla bien.

ZB\

No hay comentarios: