martes

JUGASTE EN LA CALLE?

JUGASTE EN LA CALLE?
En un café vi ayer una exposición de fotos de mi ciudad tal como era cuando yo era aún una niña (total ayer mismo ) y no pude por menos que sentir un pequeño ramalazo de nostalgia recordando las calles por las que iba al colegio o las plazas a las que iba a jugar con mis amigos.

La zona en la que vivía entonces, por cierto no muy lejana a esta en la que vivo ahora, era un lugar lleno de encanto por que nuestra casa, de pisos, estaba aún rodeada de preciosos chalets en los que vivian familias adineradas que poco a poco fueron marchando de la ciudad para vivir en Las Arenas, Neguri o Algorta. Cuando me asomaba a la ventana podía contemplar, si era dia festivo, a los habitantes del chalet de enfrente jugando al tenis en su pista particular. La pequeña plaza que hacía rotonda a la derecha, tambien estaba rodeada de otros chalets, uno de los cuales era lo que llamaban entonces la Gota de Leche y ahora, restaurado y agrandado es un conocido Hotel. Había otro que era un Colegio y otro mas que se transformó en una Clinica privada.

Podiamos jugar tranquilamente en la calle sin ningun peligro, los chicos hacían partidos de futbol en una calle pequeña paralela a la mia. Solo tenían que gritar: !coche! y apartarse cuando alguno, de vez en cuando, pasaba por alli y subir a la acera a esperar que marchase. Nosotras jugabamos en la Plaza a comiditas, la cuerda, el trukemé y cosas similares hasta que llegaba la atardecida que era cuando todos nos juntabamos para jugar al encuentro, policias y ladrones, el escondite, y todas esas cosas tan emocionantes. Era el momento en que se rumoreaba que fulanito estaba por menganita pero esta estaba por zutanito .... y cuando los que conseguian que quien le gustaba le correspondiera, podían tomarse de la mano con disimulo o lanzarse miradas timidas.

La plaza sigue en su sitio, no diré que igual que entonces, pero parecida. Pero las calles se han vuelto peligrosas, los coches lo invaden todo y la gente camina ligera y con cara de pocos amigos muchas veces; no se sabe cuantos peligros acechan desde todos lados; asi que los niños juegan en casa a la nintendo o ven los dibujos animados, o si tienen suerte hacen judo, karate o juegan baloncesto o futbol con un monitor. La calle es tabú, salvo que vayan tomados de la mano o vigilados de cerca por sus mayores.

Esto es lo que llamamos progreso. No dudo que si, que hemos progresado mucho en muchas cosas, pero creo que hemos perdido otras que eran muy buenas. Aunque no hay que vivir de nostalgias.

ZB\

No hay comentarios: