lunes



Es entonces cuando se aprecia, justo el día en que grito sin que nadie me oiga. Mi grito es silencioso y brota de mis ojos como una llamada de socorro. Y es entonces cuando alguien acude a ese grito sin siquiera ser esperado.Me sorprende, me emociona y entonces sé que, aunque haya cosas que asumir, importa mas la bondad de un alma que puede ver donde no hay, aparentemente, nada.

ZB\

No hay comentarios: