martes

CUENTO EROTICO

Historia erótica ..... (idea en un video)
La pareja se acercaba a la preciosa casa rodeada de un cuidado jardin y con grandes ventanales que daban a los parterres de cesped y grava.

El, moreno y alto, vestido con un traje clasico y camisa sin corbata y ella, una hermosa mujer de melena brillante, con un pantalon amplio de crepe negro, un top con un pronunciado escote y unos altos zapatos con tacon de aguja.

Caminaban por el sendero enzarzados en un juego de abrazos y besos, de ligeros apretones y risas apagadas. Ella intentando zafarse y él acosandola suavemente en un esfuerzo por atraparla y retenerla en sus brazos.

Al llegar a la puerta, inopinadamente, ella se volvió y lo abrazó con fuerza restregando todo su cuerpo contra el del hombre, pasó sus brazos por detas de su cuello y atrayendolo hacia sí lo besó en la boca con un beso glotón, húmedo y profundo. El comenzó a abrazarla totalmente descontrolado ... sus manos la buscaban avidamente, cuando de pronto ella le dió un empujoncito y apartandolo, abrió la puerta y lo dejó fuera, cerrando con un seco golpe.

Desesperadamente él se acercó a uno de los grandes ventanales y dando con las manos en él .... la llamó por su nombre. La vió penetrar en la habitacion contigua y el corrió desesperado a mirarla desde el ventanal de la izquierda. La vió tirar sobre la cama el pequeño bolso que llevaba en la mano y despues contemplo como se miraba en el espejo, pasando sus manos, deliberadamente despacio por encima de su ropa, por todo su cuerpo. Subio su melena con ambas manos hasta su nuca y la mostró totalmente desnuda, con unos suaves pelillos rebeldes que escapaban de entre ellas. Despues, con ademán satisfecho se acercó a la cama y tumbandose en ella dio unas vueltas voluptuosamente para ponerse de nuevo de pié y comenzar a quitarse el top, dejando a la vista sus preciosos senos redondos y con unos pezones gruesos y oscuros que apuntaban feroces hacia adelante. Poco a poco se deshizo del pantalon .... sus piernas, enfundadas en unas medias negras con ligas de blonda eran largas y torneadas y su culito estaba cubierto por una ligera tira negra dejando a la vista sus papos tersos y duros. De esa guisa .... se movió por el cuarto, mientras él, desde la parte oscura del jardin, seguía contemplandola totalmente transtornado por el deseo que, al verla, se había multiplicado.

Volvio a mirarse en el espejo y esta vez sus manos acariciaron sus pezones de manera delicada, y despues dandoles pequeños pellizcos suaves. Paso los dedos por su vientre marcando pequeños circulos y los hizo entrar bajo el pequeño tanga que tapaba su pubis ..... los dejó entretenerse un instante acariciandolo y en un arranque bajo la braguita y de una patada la echó lejos.

Siguió su juego erótico .... dandose placer en silencio ... poco a poco se echó en la cama y sus caricias se hicieron mas profundas .... sus caderas se elevaban en el aire en pequeños espasmos y sus manos jugaban cuando con sus senos cuando con su clítoris al que llegaban sus dedos humedecidos para aumentar su placer.

Finalmente se levanto de la cama y con un brusco movimiento ... se quitó lo que era su magnifica melena, una peluca perfecta, que colocó en un maniqui que descansaba en la cómoda.

Despues, sentada en la cama comenzó a bajar una gran cremallera que tenía en la espalda. El, seguía mirandola sin apartar los ojos para no perderse ningun detalle. Su verga, completamente excitada se estremecía entre sus manos y el estaba a punto de volverse loco por el deseo que sentia por poseer a aquella mujer. Ella, con cuidado fue bajando la cremallera y toda su piel comenzo a arrugarse y deslizarse desde su cabeza a sus hombros y de estos a la cintura y despues por sus piernas .... agarró las puntas de los dedos de sus pies ... y tiró de éllos hasta conseguir desprenderse de aquella especie de traje femenino de neopreno y quedó en medio de la habitacion, sin ropa y volviendo a ser quien siempre había sido .....

Un hombre no demasiado corpulento .... delgado y que aun tenía las uñas pintadas ..... Miró hacia el ventanal... lanzó una gran carcajada y de un solo movimiento .... cerró los cortinones.

Se puso un pijama, salió al salón tomo una cerveza del pequeño frigorifico y se sento en el sofa, despues de poner la televisión. Estaba alli sentado tranquilamente cuando sonó el telefono:

_Dígame ....- contestó con una deliciosa voz femenina -- Oh! querido ... como quieras ... mañana a las 8 me vendrá bien.

ZB\

No hay comentarios: