jueves

YO TENIA UNA GRANJA ....

..... Yo tenía una granja en .... Por las mañanas la bruma bañaba la pradera y se escuchaba el canto de algunos pájaros a los lejos, recien despiertos, los árboles movian sus pesadas copas al empuje de la brisa matutina ..... No había nada que temer en aquella casa llena de maravillosos recuerdos y donde cualquier cosa que pudiera suceder siempre sería buena.

Era necesario salir al mundo por que el mundo se hizo para vivirlo, asi que caminabamos hacia la gente en el pueblo o la ciudad. Todos envidiaban la maravillosa soledad de la granja perdida entre los campos, la belleza de su entorno y la paz que se respiraba alli. Pero era preciso atender a las necesidades de la vida y así tambien salir a prestar servicios a los demás y ser útil.

Luchábamos por éso y conseguimos al fin integrar la vida que deseabamos con la que había que vivir por obligación.

Las noches en nuestro refugio placentero eran tan perfectas que, a veces, daba miedo. El sol poniendose en el horizonte dejaba la granja en penumbra y, sentados en la balconada tranquilamente veiamos los montes volverse sombras a lo lejos, los ruidos cambiaban y el canto de algun cucu sonaba entre los árboles avisando de que ya los duendes caminaban entre los zarzales buscando compañía.

..... Yo tenía una granja .... y aún la tengo, continua siendo tan hermosa y envidiada por todos los que la conocen ..... sigo aqui y aun, al levantarme, sigo contemplando el hermoso amanecer entre la niebla, con el cielo azul intentando aparecer entre los arboles, los pájaros cantando su himno a la vida ..... y yo desde mi ventana tomo mi café de la mañana y sé .... que ya nada es igual .... si no lo puedo compartir contigo

ZB\

No hay comentarios: