domingo

A TI

Te he visto, madre, subiendo la cuesta
que te trae de tu casa a la mía,
tus piernas perezosas midiendo los pasos,
tu espalda encorbada, la marcha medida,

los ojos atentos para no tener sobresaltos;
no es que la cuesta sea mucha, había
un tiempo en que la subias deprisa,
ahora los años te pesan, te pesa la vida.

Me he quedado mirandote con pena, madre
por que venías a vernos llena de alegría,
pero se que te cuesta hacer el camino
aunque quieres continuar siendo la misma.

Tu mano rugosa empuñando el bastón,
la sonrisa en los labios, el cuerpo temblon;
aquella mujer hermosa que fuiste un día
continua siendolo, al menos asi te veo yo,

despiertas ternura y tambien emocion,
cuando te miro madre me digo a mi misma
que quiero parecerme a ti cuando sea mayor,
con tu fuerza, tu alegria, tu amor y todo tu tesón.

ZB\

No hay comentarios: