domingo

POR AMOR

Cuando algo de pronto me toca el alma,
una palabra tal vez o un sonido,
le da la vuelta a todos mis pensamientos
y convierte en silencio el mayor ruido.

Por grandes que sean los sentimientos
no alcanzan entonces para expresarse,
cierro mi puerta con diez candados y
me quedo callada, quieta, los ojos cerrados

los labios sin besos y en medio de este silencio
me abrazo a mi misma, me rodeo fuertemente
y mis manos reposan vacias de caricias
y una sombra se cruza por mi frente.

Momento que hasta mi llegas de improviso
sin llamar a mi puerta, sin saber cuando será
el momento en que vendrás y te presentas
en cualquier lado, sin recato, sin aviso.

Pero yo ya te conozco, no me asustas
aprendí a recibirte sin sentir ningún temor
dejas en mi alma rastros que no borran
pero tambien sé que aún vivo por amor.

ZB\

No hay comentarios: