martes

POEMAS PARA UN DIA DE LLUVIA

En honor a Rolando Salas-Cabrera...

SOLO


Solo está el viento
perdido, peregrino.
Solo se arroja
en brazos de la tierra.

Sola la mar, la mar profunda
arribando a tu corazón y al mío
como una ventolera de jazmines.

Solo el vino, fugaz, anochecido,
platicando en la conciencia
con su arrebato rojo.

Solo el amor. Su fiesta y su milagro
tintineando en la copa del deseo
con su barro de luz, encandilado.

(De su libro "La Puerta de los Sueños".


LOS MODOS DE MARCHARSE. (Delfina Acosta)


Hay modos de marcharse de la vida:
poco a poco
se van de tu memoria
los versos más hermosos de Rimbaud.
Te ocurren dos fatalidades juntas:
se te muere la rosa
que al mirarla quisiste
con suspenso de niño,
con el amor de Dios,
y se entierran, también, en el jardín,
las hojas amarillas de tu alma.
Para llenar las horas de la tarde
vas y vienes del tiempo
en que quedó el recuerdo
de aquella boca tibia ayer besada.
Hay modos de marcharse
de la vida:
poco a poco
se van de tu memoria
los versos más hermosos de Rimbaud.



LA SED INSACIABLE


Decir adiós... La vida es eso.
Y yo te digo adiós, y sigo...
Volver a amar es el castigo
de los que amaron con exceso.

Amar y amar toda la vida,
y arder y arder en esa llama.
Y no saber por qué se ama...
Y no saber por qué se olvida...

Coger las rosas una a una,
beber un vino y otro vino,
y andar y andar por un camino
que no conduce a parte alguna.

Sentir más sed en cada fuente
y ver más sombra en cada abismo,
en este amor que es siempre el mismo,
pero que siempre es diferente.

Porque en el sordo desacuerdo
de lo soñado y lo vivido,
siempre, del fondo del olvido,
nace la muerte de un recuerdo.

Y en esta angustia que no cesa,
que toca el alma y no la toca,
besar la sombra de otra boca
en cada boca que se besa...

JOSE ANGEL BUESA

No hay comentarios: