jueves

domingo













Ejemplos de poesía iraní actual:


De las miles de mujeres
que mañana bajarán del tren
solo una es hermosa,
las demás son pasajeros.

Abbas Saffari


 Me dijiste que te ame
y me fui a la calle.
El espacio del cuarto no era suficiente para volar.

Garous Abdolmalekian


Oh día, despierta!
Los átomos bailan.
Todo el universo baila gracias a ellos.
Las almas bailan poseídas por el éxtasis.
Te susurraré al oído
adonde les arrastra esta danza.
Todos los átomos en el aire y en el desierto,
parecen poseídos.
Cada átomo, feliz o triste
está encantado por el sol.
No hay nada más que decir.
Nada más.

Rumi





sábado

A pesar de todo El Mundo es Maravilloso.












Agatón decía sobre el pasado: que ni siquiera Dios puede cambiarlo. Y el poeta Rimbaud escribió sobre el futuro: A l'aurore, armés d'une ardente patience, nous entrerons aux splendides villes. (Al amanecer, armados de una ardiente paciencia entraremos en las espléndidas ciudades.) Y añadía el Maesto Neruda: debo decir a los hombres de buena voluntad, a los trabajadores, a los poetas, que el entero porvenir fue expresado en esa frase de Rimbaud: solo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano. 

Así que a pesar de furgones de la muerte que arrollan inocentes , de bombas que sesgan vidas por doquier en cualquier esquina del planeta. A pesar todo eso y de que quieran llenar el mundo y nuestros corazones de miedo y de dolor.

Sólo puedo decir que yo sigo creyendo en el ser humano y que el mundo es maravilloso. Y sé que habrá alguien algún día que se levantara libre.

JF Sanchez Cañizares




domingo

En la tumba de Tutankhamón


















En la tumba de Howard Carter podemos leer el texto de esta copa aparecida en la tumba de Tutankhamon:

"Tú que amas Tebas, que tu espíritu viva, que puedas pasar millones de años, sentado con tu rostro hacia el viento del Norte, y los ojos resplandecientes de felicidad. Oh, Noche, extiende sobre mí tus alas, como las estrellas imperecederas".


miércoles

Recuerdos





















Un miércoles a la mañana fui al Bellas Artes con una amiga, solíamos hacerlo, los miércoles, es gratis y a pesar de ello, solía haber poca gente y se disfrutaba mejor de lo que ofrecen sus salas. Aquel miércoles, como decía, llegué a casa, feliz por la compañía de mi amiga y por lo que habíamos disfrutado. Media hora más tarde se me paró el corazón. Estoy aquí, afortunadamente. La percepción de las cosas cambia. No he vuelto al Museo. Es algo que tengo pendiente.



lunes

Microrrelato sin título













El día había sido difícil y para despejarnos un poco, fuimos a tomar un trago y charlar. Comenzamos con trabajo y sin saber cómo pasamos a lo que nos gustaba y lo que no y a nuestra opinión sobre algunas cosas de la vida. Hacía rato que nos mirábamos en distancia corta, pero fue cuando me dijo esto, que le vi realmente:

— "Dentro de cada uno de nosotros existe un ángel y un demonio y sus voces son similares. Ante la dificultad, el demonio alimenta esta conversación solitaria, intentando demostrarnos lo vulnerables que somos. El ángel necesita la boca de otra persona para manifestarse".

Me quedé mirando la suya.


viernes

Dios o Naturaleza según Spinoza












Dios hubiera dicho:


¡Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho!
Lo que quiero es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida.

Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes
de todo lo que he hecho para ti.
¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y
fríos que tú mismo construiste y que dices que son
mi casa.

Mi casa está en las montañas, los bosques, los ríos, los lagos,
las playas. Ahí es donde vivo y donde expreso mi amor
por ti.

¡Deja ya de culparme de tu vida miserable!, yo nunca
te dije que había nada malo en ti o que eras un
pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo.

El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes
expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría.
Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho
creer. 


 ¡Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas
que nada tienen que ver conmigo! Si no puedes
leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos
en los ojos de tu hijito ... ¡No me encontrarás en
ningún libro!
Confía en mí y deja de pedirme, ¿me vas a decir a mí cómo hacer
mi trabajo?

¡Deja de tenerme tanto miedo! Yo no te juzgo, ni te
critico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo.

Yo soy puro amor.

¡Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar
! Si yo te hice... yo te llené de pasiones, de limitaciones
de placeres, de sentimientos, de necesidades, de incoherencias ... de
libre albedrío, ¿cómo puedo culparte si respondes
a algo que yo puse en ti? ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo
soy el que te hice? ¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a
todos mis hijos que se porten mal por el resto de la eternidad?
¿Qué clase de dios loco puede hacer eso?


 Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier
tipo de leyes; ésas son artimañas para manipularte
para controlarte, que sólo crean culpa en ti. Respeta a
tus semejantes y no hagas lo que no quieras para ti
.Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida,
que tu estado de alerta sea tu guía.

Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón,
ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso.
Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas.

Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos,
no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva
un registro. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.

No te podría decir si hay algo después de esta vida pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera, como si ésta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir, oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro
que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal
te voy a preguntar ¿te gustó? ... ¿Te divertiste? ... ¿Qué fue lo que más
disfrutaste? ... ¿Qué aprendiste? 


 
¡Deja de creer en mí! Creer es suponer, adivinar,
imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti.

Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, cuando
arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro,
cuando te bañas en el mar.

¡Deja de alabarme! ¿Qué clase de dios ególatra crees que soy?
Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿Te
sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de
tu salud, de tus relaciones, del mundo ... ¿Te sientes mirado,
sobrecogido? ... ¡Expresa tu alegría! Ésa es la formade alabarme.

¡Deja de complicarte las cosas y de repetir como perico
lo que te han enseñado acerca de mí! Lo único seguro es que estás
aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas.
¿Para qué necesitas más milagros? ¿Paraqué tantas explicaciones?

No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro...ahí estoy,
latiendo en ti.















miércoles

Premonición





En el año 1973, Joan Manuel Serrat, en su disco " Para el menú amic", incluía el tema Pare. En aquellos años aún no había la más mínima conciencia del problema del efecto invernadero y del cambio climático. Él compuso entonces esta hermosa canción que ya ponía sobre aviso de lo que está sucediendo y algunos políticos y saqueadores del planeta no quieren reconocer. Grande, Serrat.








viernes

Recordar












No sé en vuestras casas, en la mía se escuchaba a las mujeres cantar por el patio de la cocina, mientras hacían las labores. De vez en cuando también algunas conversaciones de vecinas, mientras colgaban la ropa. Se preocupaban unas por otras, por los que estuvieran enfermos, por lo bueno y lo malo que sucedía.

En casa teníamos una cocina muy grande, con unas losetas cálidas de color granate en las que me dejaban pintar truquemés o caminos para jugar, con mis hermanos, a los güitos. Por las tardes ama planchaba y nosotros hacíamos los deberes, merendábamos y escuchábamos en la radio Diego Valor, Miguel Portolés y el Mekong de los Viganes (O algo así). Ama cantaba mucho y yo aprendía las canciones y luego cantaba con ella. Zarzuelas o folklore. Esta canción la aprendí de memoria y aún la recuerdo.

A veces uno llora por dentro. Y duele mucho.





En el coche







Hacía tiempo que aquello no le pasaba. ¿Cuántos años llevaban juntos? Se conocían bien, habían pasado por muchas cosas, buenas y malas en aquel tiempo. Pero casi había olvidado aquel temblor en su cuerpo por el solo hecho de ver sus manos sobre el volante, su seguridad y fuerza, el modo de reaccionar ante las dificultades del tráfico, la seriedad de su cara con los ojos clavados en la carretera. 
Recordó su nerviosismo las primeras veces que habían estado en aquel habitáculo a solas, respirando el mismo aire, donde estaba tan próximo que podía sentir el aroma de su loción de afeitar. Sintió la humedad recorriendo su interior, estaba asombrada de la intensidad de su deseo. Sin darse cuenta, empujada por una especie de ansia y de ternura, puso su mano sobre la pierna de su marido, cerca de su ingle, con una triunfal sensación de posesión. El la miró apenas un segundo, extrañado. Vio sus ojos y su boca entreabierta y le dijo: Espera, enseguida.

martes

Inmortal
















El Día del Libro, varios escribidores decidimos (como pequeño homenaje) colaborar en la creación de un relato.

He aquí el resultado:


La miré a los ojos. La profunda serenidad que su mirada desprendía fue como un bálsamo para mi dolor. La pena comenzó a retroceder hasta lo más recóndito de mi alma a la vez que mis labios, imitando a los suyos, se curvaban en el nacer de una sonrisa.

--Ven -me dijo- abandonemos los caminos de la tristeza.

Estaba tan perdido que me dejé atrapar por esa serenidad, por esa necesidad de apaciguar los demonios que habitaban en mí. La seguí, y mis demonios también, sin un rumbo fijo. Nuestro momento, es nuestro aquí y nuestro ahora.

--Antes de que sigas es necesario que sepas algo -dije.

Tomé aire y empecé a expulsar la angustia acumulada en mi pecho a lo largo de tantas tardes de otoño

--Yo... debo decirte que no puedo comprometer mi afecto. Sabes que te tengo en alta estima, pero mi vida, que no mis sentimientos, está comprometida con otra persona y jamás podré faltar a mi palabra. Ella, sin siquiera mirarlo, se alejó corriendo. Él montó en el caballo y partió hacia Oban seguro de que acababa de romper su corazón. 

Pasaron los años y aquel amor de juventud se fue olvidando, no por los dos de igual forma. Él, no consiguió desechar de su corazón la imagen de aquella joven que en un momento crucial de su vida le ofreció su amor sin condiciones. Ella vivió, durante algún tiempo con el corazón destrozado pero, al fin, consiguió amar de nuevo, con la misma intensidad, a otro hombre que la aceptó tal y como era.
Una tarde de lluvia, cuando miraba caer las gotas a través del ventanal del restaurante, vio pasar la figura encorvada de aquel que emanaba, con su lento andar, esa paz y melancolía que un día la atrapó en un mundo de sensaciones jamás vueltas a sentir, para después abandonarla. Tuvo un impulso y dejando atónito a su pareja fue tras él sin saber a qué se enfrentaría.

Él la vio...La vio casi sin mirar, con miedo, como si fuera una aparición a la que su cerebro se negara aceptar. Las imágenes pasadas se iban agolpando, como ráfagas, como latidos, y cuando se quiso dar cuenta...Ahí estaba ella. Sus miradas se cruzaron. Sus cuerpos se estremecieron. Sus recuerdos se agolparon en sus mentes. El tiempo parecía haberse detenido. Él apenas acertó a musitar:

--Eres tú... ¿O es tu cruel recuerdo, el no olvido, el que me hace ver un espejismo?
Ella acarició su rostro, apenas un roce, pero a él le pareció que sus dedos ardían. 

- Te sigo amando - le dijo él-. Como siempre...

- No. Amas mi recuerdo, mi sombra, la imagen que tienes de mi. Apenas hemos hablado, apenas nos hemos tocado, para que puedas sentir ahora lo que entonces me negaste.

--No. ¿Qué sabes tú? Siempre te he amado. Te lo dije. Hoy, como ayer, como siempre, te amo desde lo más profundo de mí. Hice lo que debía hacer. Volvería a hacerlo de ser necesario. No he venido a buscarte. No tengo derecho...

Se acercó hasta que los cuerpos se rozaron y, tomando su cara entre las manos, lo besó en los labios con toda la ternura olvidada, con toda la pasión retenida en siglos.
La apartó de él y la miró a los ojos como hiciese tanto tiempo atrás. Vio como la dulzura del pasado iba sustituyendo las dudas del hoy. Los labios de ella, imitando los suyos, se curvaban en el nacer de una sonrisa.

--Ven -le dijo- Oban ya no existe. Abandonemos los caminos del ayer y creemos un futuro para el mañana.

Y así, abrazados el uno al otro, comenzaron un nuevo andar sabiendo que, cuando llega al alma, el amor es inmortal.
**************************
Escribieron:
Begoña Rosa; Osvaldo del Valle; Rosa G. Panera; Nicole Regez; Acacia González; Soledad Palao Sires; Spirou Bilbo; Llum Saumell y Salva Ramírez.
 
 
 

miércoles

Arte y Naturaleza








Como solía suceder con frecuencia, Sisley fue uno más de los pintores que no alcanzaron reconocimiento mientras vivieron y lo consiguieron después de muertos.
Dedicó su vida a pintar con gran pasión paisajes llenos de lirismo y de una gran belleza. Dentro del Impresionismo su obra fue considerada de segundo orden y como ya he dicho no fue reconocida hasta después de su muerte. Nacido en París, vivió un tiempo en Londres y volvió de nuevo a la capital francesa donde coincidió con otros grandes impresionistas, Monet, Renoir... en sus salidas para pintar al aire libre.








domingo

The Hobbit: The Battle Of The Five Armies - Billy Boyd: The Last Goodbye





Vi la luz desvanecerse en el cielo
En el viento escuché un suspiro
Mientras los copos de nieve cubren a mis hermanos caídos
Voy a decir este último adiós
Ahora cae la noche
Así acaba este día
Ahora el camino me está llamando
Y debo marchar
Sobre la colina y bajo el árbol
A través de tierras donde la luz nunca ha brillado
Por arroyos de plata que bajan hasta el Mar
Bajo las nubes, bajo las estrellas
Sobre la nieve una mañana de invierno
Al fin me dirijo a los senderos que me llevan a casa
Y aunque a dónde me lleva el camino
No lo puedo decir
Hemos venido hasta aquí
Pero ahora llega el día
De despedirse
He estado en muchos lugares
He visto muchos dolores
Pero no me arrepiento
Ni voy a olvidar
A todos los que siguieron el camino conmigo
Ahora cae la noche
Así acaba este día
Ahora el camino me está llamando
Y debo marchar
Sobre la colina y bajo el árbol
A través de tierras donde la luz nunca ha brillado
Por arroyos de plata que bajan hasta el Mar
Conservaré estos recuerdos
Partiré con tu bendición
Al fin me dirijo a los senderos que me llevan a casa
Y aunque a dónde me lleva el camino
No lo puedo decir
Hemos venido hasta aquí
Pero ahora llega el día
De despedirse